De vez en cuando salgo con el coche y me pierdo por las carreteras del occidente Asturiano, buscando y encontrando diferentes parajes que me llamen la atención. Algunos son lugares que ya estuve hace mucho tiempo, y otros sitios que me apetecía conocer.

El mismo día que realicé la ruta anterior de la Cova del Demo, a la vuelta, en vez de regresar por la carretera general, decidí utilizar otra alternativa mas pintoresca, en este caso la carretera que cruza el embalse de Doiras y se dirige a Castrillón, después me dirigí hacia Villayón a visitar otra singular cavidad, la Cueva del Pímpano, una cueva por la que cae una cascada del mismo nombre (en esta ocasión con poca agua), a la que se accede fácilmente desde el pueblo de Busmente.

Al final del día pasé por el embalse de Arbón, y pude hacer unas fotos de una barcas con unos bellos reflejos.

(si hacéis click en la primera imagen las podrás ver en modo pase de diapositiva, o slide-show, de esa manera se aprecian mejor)

 

 

Pin It on Pinterest

Share This